Inestabilidad educativa, crisis financiera y demás estragos en Michoacán

 

Una vez más la Universidad Michoacana nos mantiene estáticos en impartición de cátedra, una vez más nos alcanza una problemática que a todos nos afecta, pero que poca atención ha recibido por parte de nuestro Estado y sobre todo por la sociedad michoacana.

El pasado 31 de octubre trabajadores y docentes de la UMSHN iniciaron un paro de brazos caídos en todas sus  dependencias, esto a causa de la demanda al pago inmediato de sus quincenas laboradas, y bueno, esto se dio a raíz de que Medardo Serna González, Rector de nuestra máxima casa de estudios, anunció que únicamente contaba con 49 millones de pesos para pagar la nómina, lo que significa que jubilados y funcionarios de primer nivel quedarían en la espera. Pero, supongo yo que de una u otra manera éstas personas que exigen el cumplimiento a su demanda son trabajadores que tienen familia que depende de ellos, tienen necesidades y obligaciones, son personas que ven un menoscabo en su patrimonio y que se encuentran en la zozobra de recibir el pago que por ley les corresponde.

Ahora bien, el pago inmediato de su quincena laborada no es el único tema a discusión, la crisis en nuestra  máxima casa de estudios no solo modifica los tiempos de pago a sus trabajadores, también se ha sugerido una alternativa de equilibrio financiero para la misma y es que las autoridades universitarias platean una reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, en la cual se propone incorporar una cuota a los trabajadores del 1% de su sueldo y que de manera paulatina incrementará un punto porcentual de manera acumulativa cada año hasta alcanzar el 10% en el 2027. De igual manera se plantea modificar la antigüedad y edad como requisito para que los trabajadores se puedan pensionar o jubilar, hasta llegar a los 65 años de edad y cumplir los 30 años de servicio en 2038. Un dato importante; actualmente los trabajadores se pueden jubilar con 25 años de servicio obteniendo el 100% de su sueldo. Aunque es importante también señalar que la reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Michoacana no tiene efecto retroactivo para quienes se encuentran jubilados o en su caso tengan cumplidos a la fecha los 25 años de servicio.

Sin embargo, desde mi punto de vista no es la única forma de mantener con vida a nuestra Universidad, existen diversos factores que hay que señalar, uno de ellos es el mantenimiento a las Casas del Estudiante, tema importante de abordar, tan solo en la actualidad existen 35 albergues estudiantiles, cuyo mantenimiento cuesta alrededor de 100 millones de pesos anuales, por lo que en el marco de reforma a la ley orgánica, especialistas han llamado a la regulación urgente y transparencia en los recursos destinados, no obstante a ello sería importante examinar los beneficios que implican el mantenimiento a estos lugares, algo que la mayoría conoce, pues es un secreto a voces el saber que las casas de estudiantes se ha convertido un lastre para la Universidad Michoacana.

El sistema educativo debe armonizarse, las instituciones están obligadas a velar por el conocimiento de sus alumnos, pero como buenos mexicanos estamos acostumbrados a mirarnos ajenos a los problemas ajenos, sin percatarnos que a la larga nos salpicará lo que a ellos compete en la actualidad, debemos ser conscientes que para capacitar alumnos, debemos dar condiciones óptimas a sus trabajadores, es un ciclo que debe cumplirse en su totalidad para mediante ello cumplir con el objetivo.

Jóvenes, el destino de la Institución académica es un tema que nos compete a todos, no solo a quienes en la actualidad transitamos sus instalaciones, la ciudadanía michoacana promedio no cuenta con los recursos para proveer a sus hijos una educación privada, por lo que en un futuro, si ésta llega a desaparecer ¿en dónde van a estudiar los jóvenes de clase media / baja que tengan aspiraciones a una mejor calidad educativa e intelectual? Los padres de los hoy adolescentes que cursan la secundaria deberían preocuparse por este tema, los estudiantes del bachillerato, en general, los jóvenes michoacanos debemos priorizar la educación para nosotros mismos.

En México 7 de cada 10 alumnos estudian en las universidades PÚBLICAS y lastimosamente hoy en día 50 de ellas se encuentran amenazadas por las reducciones presupuestales anunciadas para el 2018. La UMSNH es una de las 7 universidades a las que el Gobierno Federal quiere retirar los fondos.

¿Qué será de Michoacán? de por sí, en la actualidad es un estado fallido ante sociedad y ahora sin jóvenes preparados estamos encaminados al suicidio colectivo.

Abre los ojos Michoacán, México. Sin jóvenes preparados para el presente y el futuro, seguiremos enlodados de ignorancia y corrupción.

About The Author

Movimiento Ciudadano Michoacán