Con recortes en educación, no hay futuro

Con recortes en educación, no hay futuro

El pasado mes de octubre la máxima casa de Estudios en el Estado de Michoacán cumplió 100 años, y lo que a la fecha debería seguir siendo causa de alegría y festejos, hoy se ve permeado por la ausencia de alumnos y profesores en las aulas, y es que a pesar de que ha sido anunciado el pago de la primera quincena de enero, más de 55 mil alumnos seguimos siendo afectados por el paro de brazos caídos que los sindicatos universitarios iniciaron en protesta por sus derechos laborales.

Mucho se ha dicho sobre la crisis financiera que atraviesa nuestra institución, que si los recortes presupuestales, que si el problema es el régimen de jubilados y pensionados, que si los grandes sueldos, entre otras muchas cosas. Es importante señalar lo que año con año agobia a la Casa de Hidalgo; todo apunta a que la culpa está en las cúpulas de poder, en esos que implementan  una política de mercantilización de la universidad para producir, artificialmente, crisis y, así transferir los servicios de educación superior al sector privado, y si no lo creen veamos los números: en 5 años ha disminuido un 9% del presupuesto a las universidades públicas estatales. En 10 años, la oferta y matricula de las universidades privadas ha crecido por encima de un 150%.

Pese a todo, hoy en día, 7 de cada 10 alumnos, estudian en universidades públicas. ¿Y qué sucede con los recortes presupuestales? Pues quienes terminan padeciéndolo son los que se ven limitados o no tienen la oportunidad de acceder a una educación superior de carácter privado, cortando las posibilidades de desarrollo para miles de familias; atentando contra el principio constitucional de progresividad; pues es evidente el retroceso al verse restringido el derecho a la educación.

Y que como señalo Italo Calvino, uno de los grandes autores italianos del siglo pasado; “Un país que destruye la educación pública no lo hace por falta de dinero, por falta de recursos o porque sea costoso. Un país que desmonta, la educación, las artes o las culturas, está siendo gobernado por aquellos que tienen algo que perder con la difusión del saber”.

Con el temor de la perdida de semestre, hoy los que orgullosamente formamos parte de la máxima casa de estudios en el Estado de Michoacán, exigimos a las autoridades responsables respetar todo tipo de derecho, educativo, laboral y demás trasgredidos, pues desde las aulas daremos siempre la mejor de las manifestaciones.

 

About The Author

Movimiento Ciudadano Michoacán